Cómo rapelar en barrancos de forma segura

Aún a día de hoy, seguimos viendo multitud de barranquistas pasando la cuerda en doble, tirando toda la cuerda, atarse a las dos cuerdas e iniciar el descenso. Esta maniobra, en rápeles con agua, puede ser muy peligrosa, debido a que tanta cuerda en la poza, se puede enganchar y debido también a que, si hay movimiento de agua en esta, no me puedo soltar con rapidez, corriendo el peligro de ahogamiento. Sólo se puede realizar este tipo de rápel, en barrancos secos, donde no haya peligro por el agua.

 

En todo tipo de barrancos con agua, se ha de realizar el montaje de rápel con la cuerda ajustada. Para preparar la cuerda, ataremos un extremo dentro de la mochila de barrancos e iremos introduciendo la cuerda en el interior de la mochila, ayudándonos de un reenvío con un mosquetón en el anillo ventral de nuestro arnés. Una vez esté introducida toda la cuerda, podemos dejar fuera un extremo para así poder acceder a él rápidamente al llegar al rápel.

 

rapelar-en-barrancos

 

Un vez en la instalación de rápel, pasamos ese extremo por la argolla o argollas de la reunión. A continuación vamos sacando la cuerda a la vez que contamos metros, tantos como longitud de rápel. Recordamos que 1 metro, más o menos, es desde la punta de un dedo hasta nuestra axila contraria.

 

Como rapelar en barrancos. Ajustando y bloqueando

 

Una vez realizado esto, lanzamos la cuerda, viendo o intuyendo que llegue justa al agua o, mejor aún, que se quede a un palmo de ésta. Ahora, debemos bloquear el otro extremo de la cuerda, para que haga tope en la reunión. El bloqueo más básico es el de una gaza de ocho, o mejor de nueve, la cual mosquetoneamos. Ese mosquetón, lo podemos chapar a la cuerda de rápel, o dejarlo libre en caso de difícil recuperación.

Con este sistema, ya podremos bajar por la cuerda que hemos lanzado al agua. El resto de la cuerda, es decir, la cuerda de recuperar, irá saliendo de la mochila conforme vayamos bajando, pudiendo incluso lanzarla al agua, lejos, si veo que me puede dar problemas en la recepción. No os preocupéis en lanzarla, pues recordad que la habéis anudado en el interior de la mochila previamente. En caso de llevarla con nosotros, la llevaremos en la espalda, a no ser que la cascada lleve mucha fuerza, que la colgaremos de nuestro arnés, evitando así que la fuerza del agua golpee nuestra mochila y nos voltee.

 

rapel-en-barrancos

 

Cuando lleguemos al agua, al haber dejado la cuerda justa, nos saldremos de nuestro rapelador, no teniendo el peligro de quedarnos enganchados. Una vez fuera de la poza, tiro de la cuerda que sale de la mochila y todo el sistema bajará.

Aún mejor que bloquear la cuerda arriba con un nueve, es bloquearla con un sistema desembragable, es decir, no fijo. Así, en caso que alguien se quede bloqueado durante el descenso, un compañero de arriba puede desembragar el sistema y descenderlo hasta el agua. Ese sistema se puede realizar con nudo dinámico fugado o con descensor ocho fugado.

 

También te puede interesar

No Comments Yet.

Leave a reply

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies